Ñañequerías

20 May Ñañequerías

Las partidas discrecionales han sido cuestionadas por distintos sectores desde la administración del Presidente Pérez Balladares, cuando incluso se les llamó partidas secretas. Eran días en que no existía ley de trasparencia y no había obligación de publicar todos los gastos del estado y era fácil para el gobierno ocultar la utilización del algunos recursos que aunque no fuera para fines ilegales ni tampoco a perderse si era altamente cuestionado.

De esa partida, en distintos gobiernos, ha salido dinero para regalos a visitantes, ropa de marca de diseñador para el presidente (hombre o mujer), relojes Cartier para regalar a diputados y también para muchas cirugías de urgencia a niños en el extranjero y mucha ayuda humanitaria, mucha.

Que el presidente pueda disponer de dinero del estado para una acción de emergencia no me incomoda, aunque creo que con una previsión más eficaz eso puede estar en los presupuestos de cada ministerio.

Es válido cuestionar al presidente Varela por el uso de esas partidas, pero no olvidemos que todos los presidentes la han tenido y en todos los casos su uso es cuestionado, así que a los polítiqueros que ahora se hacen los indignados: ¡FUERA! Que en su momento callaron, dejen esas preguntas a los periodistas sin sesgo político o a los grupos que no han estado en el poder.

El error de Varela fue la malcriadez de la respuesta.

Un presidente de la república no puede responder algo como “no acepto esas críticas” y esperar aplausos además por otros temas que son parte de su trabajo como presidente. Incluso pudo pecar de arrogante y decir: los gastos de esa partida son a discreción del presidente y me hago responsable por todo lo que se ha pagado. Esa respuesta lo deja como arrogante pero no como niño malcriado.

Estoy seguro que el presidente y todo el que llega a la silla presidencial quiere hacer las cosas bien, pero también deben recordar que la reelección en Panamá no es permitida constitucionalmente y estar en palacio no necesariamente le hace ganar el concurso de popularidad. Usted no está en competencia con sus ministros, no use su posición para eclipsarlos, déjelos trabajar sin figurar, los éxitos de ellos puede que le representen un rédito político a cada uno sobre todo si tienen aspiraciones pero no le resta a usted.

Los periodistas que lo cuestionan no son adversarios políticos y mucho menos representan intereses del pasado, recuerde eso, pasado. A usted le quedan 2 años de gobierno y todavía no ha puesto el primer bloque de la línea tres del metro. Me gusta cuando dice que está trabajando, eso queremos todos, pero queremos que se note, y lamentablemente esas largas horas de trabajo y poco sueño se le notan a usted y no al país.

5 Comentarios
  • Alexis Manuel Alvarado jutting
    Publicado a las 12:46h, 20 mayo Responder

    Excelente análisis. Siempre he comentado que el presidente no trabaja en su oficina dirigiendo la nave del Estado. Por el contrario, se la pasa inaugurando obras. Hasta la más insignificante. Quiere ser presidente, policía. Ministro. Etc.

  • Pedro Vargas
    Publicado a las 10:49h, 21 mayo Responder

    Como tú, creo que fue una respuesta, la del Presidente, sin filtro, como las innumerables opiniones que sobre su gestión hacemos muchos, unos con honradez, otros sin darse cuenta en qué juego han caído y, otros por mercenarios. El cansancio y el agobio llevan a eso pero el trabajo honrado debe continuar.

  • Monica Sousa
    Publicado a las 08:26h, 22 mayo Responder

    Y todavía que su respuesta fue arrogante, más arrogante fueron las explicaciones de su Ministro Alemán el día de ayer. Esta vez no podemos decir que fue producto del cansancio, fue planeada la respueta. Podía decir que dan ayuda a otras instituciones de benficencias y nombrarlas con estadísiticas, y si hay otra escuela con Servicio Social mencionarla (aunque la verdad, pareciera que sólo es una la favorita) y listo, Pero decir que es porque se graduaron ahí, fue una respuesta infantil y mancha al Colegio al que asistieron. Han querido hacer ver que es un ataque al SSJ, cuando no es así, es un cuestionamiento puro a su Gobierno y como otras escuelas como Judías, Adventistas, Bautistas y de otras denominaciones por ejemplo también tienen SS, pero no reciben ayuda del Estado.

    Siempre he pensando que el candidato presidencial no debe tener un perfil religioso o de X escuela para votar por él, pero Varela ha dejado claro que debemos preguntar muy bien estos aspectos.

    Las declaraciones deben ser para apagar el fuego no para avivarlo, ya estaba pasando el debate sobre los fondos y de nuevo vinieron a la palestra. Este Gobierno peca de arrogante en sus respuesta “Charro Mexicano”, “Nunca he caído en un hueco”, “Es mi Alma Máter”..

  • marilu sanchez
    Publicado a las 17:12h, 23 mayo Responder

    La idea no es hacer leña del arbol caido ni micho menos pero vi al presidente en una entrevista que el.seria incapaz de gastar un centavo en propaganda del.gobierno que preferia utilizarla en obras y que paso ahora los canales de tlevision nos inundan con las obras realizadas o por realizar del gobierno

  • Irving P
    Publicado a las 12:27h, 06 julio Responder

    Me quedo con la frase : Me gusta cuando dice que está trabajando, eso queremos todos, pero queremos que se note, y lamentablemente esas largas horas de trabajo y poco sueño se le notan a usted y no al país.

    Saludos Lim Yueng

Publica un Comentario

¿Quieres contactarnos? Escríbenos para que estemos en comunicación..